Sobre el Coaching

 ¿Qué es el Coaching?

En esencia, es un sueño al que se le pone una fecha y la acción para alcanzarlo.

Es un proceso a través del cual el coach acompaña al cliente (o coachee) en la identificación de sus objetivos vitales, y le facilita la reconexión con los recursos personales que tiene en su interior para alcanzarlos.

Con el Coaching el cliente no solo descubre dónde quiere llegar, sino dónde se encuentra en realidad. Se produce así una toma de consciencia de la distancia que existe entre lo que le gustaría ser y cómo es ahora.

A lo largo del proceso de Coaching, el cliente identifica qué fortalezas tiene que pueda utilizar para alcanzar su objetivo, y qué elementos le pueden alejar de él. De tal manera, que con el acompañamiento del coach pueda explorar diferentes opciones a lo largo del proceso, que serán revisadas en las sesiones, para validarlas, modificarlas o buscar alternativas.

Creemos que el cliente tiene todos los recursos que necesita para alcanzar su objetivo, y que si no lo ha hecho aún es porque se encuentra en una situación o estado que le limita. Por eso, le ayudaremos a elevar su consciencia y a tener más perspectiva, a que pueda encontrar nuevas alternativas, y a reconectar con sus recursos personales.


¿Y cómo es todo esto explicado en un vídeo?


 ¿Prefieres una metáfora?

Podríamos comparar el Coaching con una serie de televisión. La trama se centraría en las aventuras que tiene el protagonista (cliente o coachee), que quiere alcanzar su destino (objetivo del proceso) y que estaría acompañado por un personaje secundario que le ayudara (coach).

La serie (proceso de coaching) tendría una duración de unos 8 capítulos. Y en cada capítulo (sesión de coaching), el protagonista tiene una pequeña misión (subobjetivo), que le acerca a su destino (objetivo).

Al final de la serie, el protagonista habría llegado a su destino  y se daría cuenta de cuánto ha crecido a lo largo de la experiencia, y que ahora se le abren nuevas oportunidades y aventuras.


Elementos clave

Idea-Plan-Accion

  • Cliente o coachee: es el protagonista y la persona en torno a la cual se desarrolla y personalizada el proceso de Coaching.
  • Coach: es quien acompaña al cliente durante el proceso. Es el agente del cambio que facilita que el cliente reconecte con sus recursos personales para lograr sus metas.
  • Objetivo: toda aventura tiene una finalidad y como el protagonista es el cliente, es él quien decide cuál es el objetivo del proceso. El coach le ayudará a que identifique esa meta personal.
  • Sesiones: son las reuniones entre el cliente y su coach, en donde se valoran los resultados y progresos, se ajustan las acciones a realizar y en donde surgen alternativas inimaginables para alcanzar el objetivo. Un proceso de Coaching suelen desarrollarse entre ocho y diez sesiones.
  • Tomas de consciencia: son descubrimientos del cliente sobre sí mismo y su entorno. Le proporcionan más perspectiva sobre las situaciones y le acercan a ese futuro que desea lograr.
  • Acción: el Coaching es acción, ya que no se queda en las tomas de consciencia, sino que las utiliza de manera eficiente y las enfoca al objetivo.
  • Proceso de coaching: es la aventura que vive el cliente desde que trabaja con su coach para identificar su objetivo, hasta que lo alcanza, experimentando cambios profundos como persona y potenciando actitudes y habilidades que le servirán para todo la vida.

¿Qué beneficios tiene?

freedom-307791_640

 

neoCoaching & Mindfulness es la evolución del Coaching y al integrar Mindfulness, Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística (PNL), entre otras disciplinas, potencia los resultados del Coaching tradicional. Realizar un proceso de coaching con nosotros te aportará muchos como:

 

  • Identificar tus objetivos vitales y metas personales.
  • Solucionar tus conflictos internos.
  • Encontrar sentido a tu vida.
  • Aportar coherencia a lo que haces o lo te gustaría hacer.
  • Ayudarte en cambio vital que estés teniendo.
  • Incrementar tu adaptabilidad a entornos desafiantes personales y profesionales.
  • Mejorar tu respuesta en situaciones exigentes y de alto rendimiento.
  • Mejorar tus competencias y habilidades personales y sociales.
  • Reorientarte profesionalmente.
  • Vivir la vida con el sentido que necesitas.
  • Mejorar tu valor y estima personal.
  • Lograr objetivos que no alcanzabas.
  • Mejorar tus relaciones interpersonales.
  • Gestionar y aprender de una crisis personal o de identidad (sexual, pérdidas, edad, laboral, pareja…)